El Vino Chileno

La historia del vino chileno comienza con la llegada de los conquistadores españoles, a mediados del siglo XVI. Los misioneros introducen las vides para producir el vino requerido para el ritual de la misa católica. Se cree que las primeras viñas fueron plantadas por Francisco de Aguirre en Copiapó, al norte de Chile. Por su parte, Diego García de Cáceres fue el primero en plantar viñedos en Santiago en 1554.

              Claude Gay
Claude Gay

En 1830, el ciudadano francés Claude Gay convenció al gobierno chileno de la necesidad de crear una estación experimental de agricultura, llamada Quinta Normal. La mayoría de las variedades de uvas que crecían en Francia e Italia, fueron importadas para la producción de vino.

En 1851 Don Silvestre Ochagavía trajo cepas desde Francia para plantar en su hacienda de Talagante. Ochagavía introdujo cepas tales como: Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Sauvignon, Semillon y Riesling. Estas fueron la base para el comienzo de la moderna industria del vino en Chile.

         Silvestre Ochagavía
Silvestre Ochagavía

A mediados de 1880, los vinos chilenos eran exportados con mucho éxito a los mercados de Europa. La calidad de estos vinos fue reconocida en múltiples ferias y competiciones internacionales, culminando en 1889, cuando ganaron el “Grand Prix” en Paris. En 1938, la superficie plantada con viñedos en Chile, supero las 100.000 hectáreas, cuando las exportaciones de vino alcanzaron sus niveles máximos equivalentes al periodo de la pre-guerra.

La Industria del Vino Chileno hoy

Chile a sido destacado como un productor global de excelentes vinos y licores. Aromas, colores, sabores y siglos de experiencia, son algunas de las características que hace al Vino Chileno uno de los mas apetecidos en el mundo. Los valles de Chile tienen la combinación ideal de suelo, asoleamiento, temperatura y humedad, que permite cultivar uvas y producir vino de categoría mundial. También están entre los más orgánicos. Debido a los veranos secos, los viñedos chilenos y sus barreras geográficas naturales están protegidos y libres de pestes y enfermedades que puedan atacar a las vides. Chile es hoy el quinto país exportador de vino a nivel mundial.

Tradicionalmente Chile ha sido conocido y reconocido por la calidad de sus Tintos, sin embargo, gracias al trabajo y constancia de Pablo Morandé, entre otros, hoy podemos decir que también nuestros blancos gozan de un merecido prestigio a nivel mundial.

Pablo Morandé Lavín es Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Chile y proviene de una familia con una tradición enológica de 5 generaciones. Pablo ha sido un personaje clave de la historia reciente del vino chileno, es el creador del vino más exitoso, don Melchor de Concha y Toro, descubridor de los dos mejores valles para vinos blancos, Casablanca y Leyda. Recorrió Chile hasta que se encontró con el valle de Casablanca y allí un campo con nombre auspicioso: "La Vinilla". Había existido una pequeña viña, con torontel, moscatel y uva país para hacer vino de misa. Comenzó a estudiar las fechas de brotación de los pastos y se dio cuenta de que aparecían con 20 o 30 días de atraso en relación a Santiago. Es decir, la uva maduraría más lento y conservarían los aromas, que es lo que se busca en los vinos blancos.

Valle de Casablanca
Valle de Casablanca
Pablo Morandé
Pablo Morandé
Bodega RE
Bodega RE

La inversión extranjera ha jugado un papel fundamental en la industria del Vino Chileno, entre los cuales cabe destacar a las viñas: Miguel Torres, Chateau Lafitte, Rothschild, Lapostolle, VIK, Pernod Ricard, Kendall-Jackson, Francisco State, Bruno Prat entre otras, que han hecho inversiones y aportes tecnológicos de gran importancia en la industria. Todos ellos atraídos por las ideales condiciones de Chile, que permiten obtener uvas de la mas alta calidad, lo que a su vez permiten elaborar vinos premium y ultra premium, muy cotizados en los mercados internacionales.