LAGOS Y PATAGONIA

El sur de Chile es famoso por sus espectaculares paisajes de cristalinos lagos de azules aguas, sus volcanes cubiertos de nieve, sus milenarios bosques nativos, sus balnearios, la riqueza de su folklore, su artesanía y sus leyendas.

Región de los Lagos

Existen 12 grandes lagos y otros tantos de menor tamaño, entre ellos, ríos, cascadas, bosques nativos, baños termales y la Cordillera de Los Andes, incluyendo seis volcanes, de los cuales el más alto es el Villarrica con 2.847 m.

Chiloé

Otro imperdible es La Isla de Chiloé de 178 kms. de largo y 50 kms. de ancho y es la más grande de Chile. Tiene como límites la montaña de Piuchén al oeste, cubierta por glaciares de la época cuaternaria, destacándose el monte Capitán Maldonado de 819 mts. de altura. Separada del continente por el canal de Chacao, la isla concentra la mayor parte de su población en las ciudades de Ancud y Castro.

La Patagonia

Es una de las zonas más famosas de Chile, que ofrece los paisajes más increíbles que se puedan esperar del extremo sur del continente americano, en donde se produce una explosión de islas, glaciares, icebergs y montañas, es realmente una obra maestra de la naturaleza.

Las Torres del Paine

Son gigantes de roca monolítica formadas por la fuerza de los glaciares de hielo. El Parque Nacional Torres del Paine fue creado en 1959 y se ubica a 120 kilómetros al noroeste de Puerto Natales. En el interior de sus 2.420 kilómetros cuadrados se encuentran algunas de los paisajes más hermosos de Chile. Este Parque fue declarado por la UNESCO, reserva mundial de la biosfera en 1978.

La mejor época para visitar el Parque Torres del Paine es desde diciembre hasta marzo. El clima en el parque es muy poco predecible y puede cambiar repentinamente, variando de un día de sol a un cielo cubierto de nubes.

La Antártica Chilena

Con una superficie de 1.250.000 kilómetros cuadrados, es la última frontera del continente americano, con más de 30 millones de metros cúbicos de hielo.
Este majestuoso continente helado se caracteriza por sus eternas noches en invierno y días en verano en que no se pone el sol dándole al hielo tonos rojizos alucinantes. Es cuando la fauna local renueva su ciclo vital y se preparan para otra temporada de invierno.