CHILENOS

Los chilenos somos básicamente descendientes de Españoles y Amerindios, con pequeña pero significativa influencia de inmigrantes europeos, durante los siglos XIX y XX.
Las personas de origen indígena (cultural o genética) se encuentran principalmente en las zonas rurales. Inicialmente en la época de la post independencia, los inmigrantes no representaban más del 2% del total de la población, pero este porcentaje ha aumentado de manera considerable a cientos de miles de habitantes de origen alemán, inglés, francés, croata y palestino, por nombrar a los más representativos. Entre 2014 y 2017, la inmigración ha mostrado un flujo ascendente que llevó a un incremento de 232% en el número de lo ciudadanos extranjeros que viven en Chile,​ llegando al 2018 aproximadamente hasta un estimado de 1 251 225 personas,​ principalmente provenientes de Perú (266 244), Colombia 145 139, Venezuela (134 390), Bolivia (122 773), Haití (112 414), Argentina (87 926) y Ecuador (39 556).



Los Mapuches

Hace aproximadamente 12.000 años, numerosos pueblos indígenas se establecieron en la parte central y sur de Chile; la cultura predominante y de mayor importancia es la Mapuche (que significa "gente de la tierra") hasta la conquista española. Durante el periodo de la colonia, tropas españolas fueron enviadas por la corona para garantizar el control de las mismas. Llegaron españoles de todas las regiones de España, principalmente de Andalucía, Extremadura, País Vasco, Asturias, Navarra y Castilla. El pueblo Mapuche resistió de manera heroica la invasión española, siendo capaces de mantener sus territorios en el sur de Chile hasta el final de la colonización.

Los Huasos

El folklore típico y más conocido de Chile, es de origen español y está representado por el "Huaso" que es el hombre de campo, ubicado principalmente en la parte central del país. Sus actividades principales tienen que ver con la agricultura y crianza de ganado. La influencia española es evidente, por ejemplo en la vestimenta del huaso que tiene claras influencias andaluzas, como así mismo sus danzas las cuales han sido adaptadas a las condiciones locales.

Los Rapanui

Los Rapanui se establecieron en la hoy conocida como Isla de Pascua (Rapa Nui), alrededor del siglo IV DC, proveniente desde el este de la Polinesia, probablemente de las Marquesas. Estos viajeros liderados por Hotu Matu'a, escapando de una guerra o una isla inundada, llegaron a la playa conocida hoy como Anakena. Comenzaron a construir los "Ahu" especie de altares y tumbas, los cuales evolucionaron a través de los siglos a grandes estatuas (Moais) de varios metros de largo con un tipo de construcción muy similares a las murallas incas a miles de kilómetros de distancia. El 9 de Septiembre de 1888, El Capitán Policarpo Toro Hurtado firmó un tratado de Cesión y Anexión con los Jefes de la Isla, en él Chile se compromete a ser un "amigo de la isla" y en la práctica significó que la Isla de Pascua o Rapanui paso a ser parte del estado de Chile.

Los Aimara

Aimara o Aymara, es el nombre que recibe un pueblo originario de América del Sur que desde hace miles de años habita la meseta andina del lago Titicaca desde tiempos precolombinos, repartiéndose su población entre el occidente de Bolivia, el sur del Perú, el norte de Chile y el noroeste de Argentina. Los hablantes aymaras se asocian a sí mismos como la civilización centrada en Tiahuanaco (Tiwanaku), aunque Tiahuanaco es una cultura posterior seguida de la de los Incas. Hay evidencia lingüística que sugiere que los aymaras provinieron de más al norte, ocupando la meseta del Titicaca después de la caída de Tiahuanaco. No se han encontrado evidencias de habitantes de la civilización de Tiahuanaco que tuvieran lenguaje escrito. En Chile hay 48.000 aimaras en las áreas de Arica, Iquique y Antofagasta.